logo
PIMP
PIMP

Procesamiento de información por medios digitales

CONALEP

Autor: Alberto Bastarrachea Buenfil
Primer semestre

Los procesos de creación de contenidos, de búsqueda y transmisión de información, de programación y resolución de errores en el mundo de la informática son cada vez más cambiantes, llegando uno nuevo para sustituir al anterior, con mejoras y herramientas puntualmente más efectivas. Lo que ayer era novedad, hoy puede ser obsoleto.

Así, la mejor forma de estar preparados para los cambios y no sufrir en la transición es el aprendizaje, y con el libro de Procesamiento de información por medios digitales, los alumnos podrán sentirse preparados para los retos presentes y futuros en el uso de la tecnología.

La Unidad I se involucra precisamente en eso, en la utilización de las tecnologías para crear contenidos de manera digital y materializarlos como información benéfica para los demás. Los softwares, la elaboración de documentos, el comercio electrónico, el correo o las redes sociales son temas importantes en este bloque.

Para la segunda unidad, encontramos las pautas para hacer uso y manejo responsable de la información y contenidos que se mandan en la red, aprendiendo a identificar el entorno virtual en que nos manejamos: prevenir riesgos, realizar análisis de una comunicad, diseñar páginas web, crear redes de aprendizaje, y mucho más.

La Unidad III cierra con la programación de aplicaciones, abarcando los riesgos tecnológicos, económicos y sociales que implica navegar en Internet, la aplicación de buenas prácticas de seguridad en la red a través de programas que protegen al usuario al momento de compartir y recibir archivos, y también el meticuloso proceso de la programación y creación de apps, elementos tecnológicos que hoy en día son vitales para las actividades de las personas, entre otros tópicos.

Con un amplio compendio de contenidos, este libro se coloca en posición de ayudar a los alumnos a incrementar sus habilidades digitales, a ser capaces de convivir y librarse de riesgos en la red, a ser un buen ciudadano digital, y por qué no, a desarrollarse camino a una proyección profesional.